El médersa Ben Youssef

Rúbricas[Fotos] [Presentación] [Situación] [Visitas] [Cultura] [Informaciones prácticas] [Otros temas]

[Inicio] [Tema ascendente] [Tema siguiente] [Via Gallica]

Página publicada

PresentaciónPresentación

Presentación generalGeneralidades
Con su plan que afecta a un cuadrilátero de una superficie de 1 680 m² - es el más extenso médersa del Magreb -, sus 132 habitaciones, su gran patio y su sala de rezo, el médersa Ben Youssef son una joya de la arquitectura andaluz arabo. Se consideró mucho tiempo como la escuela coránica más suntuosa del mundo árabe.

El médersa Ben Youssef es la obra del sultán Abdellah AL Ghalib que acabó la construcción en 1564-65. Sus características arquitectónicas, la diversidad de sus decorados y sus materiales hacen uno de los más bonitos edificios del tiempo saadienne.

Estuvo durante más de cuatro siglos un hogar de recepción para los estudiantes en sed de conocimientos en distintas ciencias, en particular, en teología.

EtimologíaEtimología
El médersa tiene su nombre de la mezquita muy cercana. El nombre Ben Youssef viene del sultán almoravide Ali Ben Youssef.

SituaciónSituación

Se accede al médersa Ben Youssef bordeando la mezquita Ben Youssef o, cuando se viene de los zocos, cruzando Bab Kcheiria o Bab Talar. Se se puede también venir a pie del este de la ciudad, por Bab Debbagh, el barrio de los curtidores: del lugar del Moukef, seguir entonces lo cocea principal hasta la entrada del médersa.

VisitasVisitas

Materiales y decorados
La decoración de las salas es una armoniosa mezcla de zellige, mármol, estuco y madera de cedro: estos cuatro materiales se utilizaron para revestir las paredes y conferir al médersa un decorado sobrio pero rico.
  • El zellige o cerámica mural polícroma cubre las jambas de las paredes, los vestíbulos, las escaleras y algunos de las habitaciones de estudiantes. Los colores son suaves con una predilección para el azul, la castaña clara, el verde, el blanco y el negro. Sobre los paneles de zellige, corre una friso en cerámica negra grabada en técnica de champlevé que reproduce decorados en caligrafía aumentados de dibujos florales.
  • El mármol cubre el suelo del patio central y surco los lados de la entrada de la sala de rezo. Ocho grandes columnas, cuyas cuatro centrales en mármol masivo de Mármol de Carrara, soportan la cúpula de la sala de rezo. Sus decoradas carpas, sutilmente, llevan inscripciones a la gloria del fundador.
  • El estuco adorna las paredes de los vestíbulos, del patio central, las galerías laterales y la sala de rezo. Se declina de distintas maneras: a veces reproduciendo un decorado floral, a veces un decorado geométrico, a veces de las estalactitas o también de las piñas o de las caligrafías de estilo coufique.
  • La madera de cedro sobresale por el conjunto del decorado. Reviste los límites máximos de las habitaciones, de los vestíbulos y pórticos, y las dos grandes cúpulas. Se utiliza también para las puertas, los dinteles, las consolas, las barandillas y los moucharabieh de las habitaciones de estudiantes que dan sobre el patio central. Tallado, recortado o pinta, la madera lleva los decorados geométricos, florales o caligráficos.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
Entrada y vestíbulo
El médersa se anuncia por una cúpula adornada de estalactitas talladas en el yeso, cubriendo la calle y adosada a la pared está muy de la cercana mezquita Ben Youssef. La puerta de entrada en madera de cedro, cubierta de pesadas placas de bronce al decorado grabado, es superada por un dintel de cedro tallado llevando la inscripción que certifica que el médersa es la obra del sultán saadien Abdellah EL Ghalib (1557-1574): “Se me construyó para las ciencias y el rezo por el Príncipe de Que creía, el descendiente del sello de los profetas, de Abdellah, más glorioso del Califes. Ruega para él, Ô que cruce mi puerta, para que sus más altas esperanzas se concedan”.

La puerta de entrada da sobre un largo vestíbulo, arriba bajo límite máximo, bastante oscuro pero entrecruzado y encendido por pozos de luz. Este pasillo se decora de mosaicos y vigas talladas.

. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
El vestíbulo de la entrada conduce a un espacio cuadrado superado de una cúpula en madera cubierta fuera de tejas esmaltadas verdes y de ahí se pueden ganar las distintas partes del edificio
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
Tribunal interior
El tribunal interior es un extenso y profundo rectángulo pavimentado de mármol blanco.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
Por una y otra parte el tribunal, dos galerías deambulatorios proporcionadas de macizos pilares sostienen dinteles de cedro tallado. Sobre los lados del tribunal, sobre las galerías, se alinean las ventanas de células de estudiantes sostenidas por los pilares.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.
El techo se termina por un tejadillo de cedro tallado.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
Las paredes, cumbres de 15 m, se cubren, sobre su basamento, de una friso de zelliges multicolores en loza verde, roja, y azul, superada de estuco sutilmente grabado, mientras que la alta parte de las paredes se surte de yeso grabado.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
Cuenca del patio
Se adorna al tribunal interior en el centro de una piscina para adultos de mármol blanca, extremadamente sobria, que, antes, se destinaba a las abluciones.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.
Sala de rezo
Al contrario de la puerta de entrada, del otro lado de la cuenca rectangular, la sala de rezo es protegida de las miradas profanas por uno de los más bonitos pórticos trabajados de Marruecos. Esta sala está constituida por tres naves delimitadas por dos hileras de finas columnas de mármol que soportan arcos a las fachadas grabadas de motivos de ornamentación. La sala de rezo servía a los estudiantes para la realización de su deber religioso.

Las carpas de la sala de rezo llevan la misma inscripción que la puerta de entrada que informa de la reconstrucción del medersa por el Saadiens:

“Se me construyó para las ciencias y el rezo por el Príncipe de Que creía, el descendiente del sello de los profetas, de Abdallah, más glorioso del Califes. Ruegue para él, Ô ti que cruzados mi puerta, para que sus más altas esperanzas se realicen”.

La sala de rezo se supera de una cúpula piramidal hecha en madera de cedro. Sobre la cúpula, se alambran 24 pequeñas ventanas en lleno ajustan de estuco agujereado, permitiendo a los rayos del sol penetrar.

. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
La nave central de la sala de rezo da sobre una pequeña sala en semicírculo cuya apertura se decora suntuosamente de motivos florales y geométricos. Esta sala oculta el “mirhab” decorado de versículos extraídos del Corán tallados sobre yeso, y formando alveolos.
. Cliquer pour agrandir l'image dans dans Adobe Stock (nouvel onglet).. Cliquer pour agrandir l'image dans dans Adobe Stock (nouvel onglet).. Cliquer pour agrandir l'image.
Habitaciones
El médersa estuvo durante más de cuatro siglos un hogar de recepción para los estudiantes en sed de conocimiento en distintas ciencias, en teología en particular. Al piso, disponía de 132 habitaciones destinadas a los estudiantes no originarios de Marrakech.

Los cursos tenían lugar, no en el propio médersa como se podría creerlo, sino a la mezquita Ben Youssef muy cercana. El médersa era, en realidad, una clase de ciudad universitaria en la cual los estudiantes colocaban, vivían y revisaban sus cursos.

. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
A un tiempo, la escuela contó hasta 900 alumnos apilados en estas pequeñas células que dan o sobre el tribunal central, o sobre las siete minúsculas confinados patios interiores, al piso, de barandillas de maderas vuelto y soportadas por macizos pilares. Es en estas habitaciones que los estudiantes vivían, estudiaban, dormían y comían.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
La pequeñez y la simplicidad de las habitaciones contrastan con el refinamiento andaluz del resto del establecimiento.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).
Las habitaciones de la cumbre, mayores (aproximadamente 9 m²) y proporcionadas de ventanas, se destinaban a los estudiantes más privilegiados que habían visto sobre el tribunal central.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.
Las dos habitaciones reconstituidas ilustran, por su mobiliario, lo que fue el modo de vida de los estudiantes dentro del médersa Ben Youssef. La de izquierda representa la habitación de un estudiante de origen rural, la de derecha la de un estudiante ciudadano.

Se encuentran los mismos elementos, cuya factura puede variar (por ejemplo algunos objetos en alfarería o en barro cocido en la habitación del estudiante de origen rural son en cerámica o en bronce en el estudiante ciudadano):

  • un escritorio (pequeño mueble en madera),
  • tinteros,
  • “calames” (plumas de caña),
  • de manuscritos: (Corán, Hadiths u observaciones del profeta, de las distintas ciencias),
  • velas y/o lámparas de aceite para el alumbrado,
  • un tagine, brasero y fuelle para la preparación de las comidas,
  • el material necesario para el té: meseta, vidrios y tetera,
  • personas de paja a provisiones: generalmente contienen dátiles y frutos secos,
  • un cántaro de agua y un recipiente para las abluciones,
  • una piel de oveja que sirve como manta para oraciones,
  • un cojín y una alfombra extendida sobre una trenza para dormir.
. Haga clic para ampliar la imagen en Adobe Stock (nueva pestaña).. Haga clic para ampliar la imagen.
. Haga clic para ampliar la imagen.. Haga clic para ampliar la imagen.

Historia y tradicionesHistoria, literatura, artes, tradiciones, leyendas, religiones, mitos, símbolos…

HistoriaHistoria
Fundada al XIVe siglo por el sultán marinide Abou EL-Hassan, el médersa Ben Youssef fue reconstruido y sido embellecido por sultán saadien Moulay Abdellah AL Ghalib que acabó la construcción en 1564-1565.

La pequeña escuela de teología se convirtió en así un edificio cuyo renombre iba cruzar las montañas y a ganar los países vecinos.

La restauración
El médersa se restauró una primera vez en 1950. Al final de los años sesenta, dado de baja el medersa, se cerró a los fieles y al público. Sólo desde 1982 que trabajos de restauración permitieron a los viajeros descubrir esta obra maestra del arte marroquí.

El 16 de julio de 1999, el Ministerio de Cultura confió a la Fundación Omar Benjelloun, por convenio, la restauración y la gestión del monumento. Los trabajos de restauración duraron de 1999 a 2002. De antemano, se encargaron algunos estudios a especialistas en restauración de la madera, del yeso y en arqueología mediaval.

InformaciónInformación práctica

Horas de visitaHoras de visita
Abierta todos los días de 9:00 a 18:00.

Entrada: 40 dirhams si no se se proveyó del Paso.

Otros temasOtros temas

Filiación del tema
Temas más detallados
Temas próximos
El médersa Ben Youssef
El palacio M'nebbi
El palacio del Bahia
El palacio el Badiâ
Las tumbas del Saâdiens
Temas más amplios
Inicio
Plano interactivo de la ciudad de Marrakech
El barrio del Médina
El barrio del Aguedal
El barrio del Hivernage
El barrio de Guéliz
El barrio del Palmar
El jardín del Menara
[Tema ascendente] [Tema siguiente] [Página de inicio] [Marruecos] [Via Gallica]
Buscar en este Sitio :
Buscar sobre la Tela :
Recomendar esta página :
Recomendar este sitio :
AlbanieAllemagneAngleterreArméniePays basqueBiélorussieBulgarieCatalogneCroatieDanemarkEspagneEstonieFinlandeFranceGalicePays de GallesGéorgieGrèceHongrieIrlandeIslandeItalieEmpire romainLettonieLithuanieMacédoineMalteNorvègePays-BasPolognePortugalRoumanieRussieSerbieSlovaquieSlovénieSuèdeTchéquieUkraïne
Si alcanzó este marco directamente, haga clic en este enlace para revelar los menús.